AQUEL DÍA LO TUVE CLARO

[RELATO]

Aquel día lo tuve claro. Estaba mirando al infinito como tantas otras veces y tomé una decisión que significaría un cambio radical en mi vida.

¿O fue ella la que me tomó a mí?

La contemplación siempre me traía las mejores ideas.

Por fin había llegado el momento de llevarla a cabo. Empaqueté todas y cada una de mis posesiones —que cabían en un Renault 19 Chamade— y me fui a vivir sola a una cabaña aislada en el bosque.

Dejaría atrás una vida que sentía vacía y caótica para entrar en otra verdaderamente vacía y caótica en otros aspectos.

Me sentía emocionada por ese giro que había decidido darle a mi existencia.

Ya no había vuelta atrás, comenzaba para mí una aventura salvaje.

Hoy es el día uno, me dije mientras observaba por el retrovisor como mi anterior vida se hacía cada vez más y más pequeña.

Y fue cuando esa imagen se diluyó en la carretera que me desperté con el libro «Walden, la vida en los bosques» sobre mi regazo.

🪶 Begoña Salinas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Begoña Salinas.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Raiola Networks SL que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Scroll al inicio