OCÚPATE DE TI

Ocúpate de ti

Cuando el que está enfrente te dice cualquier cosa y a ti te ofende, te molesta, no lo soportas, la «solución» está en ti, no en el otro.

Cuando el que tienes enfrente actúa de una determinada manera y a ti te cabrea su actitud no creas que es el otro el que tiene que cambiar para que tú te encuentres mejor. No pienses que es al otro al que tienes que cambiar o educar para que actúe de una determinada manera para que no te moleste.

El cambio está en ti nunca en el otro. El otro no te molesta eres tú el que se molesta por lo que el otro dice o hace.

La creencia de que el otro es el que tiene que cambiar o la creencia de que la solución sea conseguir que el otro cambie es tan solo una creencia y además tiene un nombre: manipulación.

Ocúpate de ti, no del otro.

Enfocarse en uno mismo es lo primero y único a «resolver», lo demás se irá resolviendo solo. No porque nada en el exterior cambie (o sí) aunque eso no tiene importancia, la esencia se halla en que tu estado de armonía no se vea modificado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Begoña Salinas.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Raiola Networks SL.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba