EL MUELLE

[RELATO]

Todas las mañanas acudía al muelle.

Desde allí disfrutaba de la belleza de amaneceres rebosantes de historias. Historias que en la actualidad pasaban desapercibidas para la mayoría. No para ella, que parecía poder ver más allá del intenso fenómeno que la naturaleza ofrecía cada día.

Él la observaba desde su camarote. A pesar de la humedad salina y la condensación que empañaba el cristal del ojo de buey podía ver brillar y descender sus lágrimas hacia la comisura de sus sonrientes labios.

Era capaz de hacerse una con el amanecer, y sentir el desgarrador momento en el que los barcos partían hacia otros mundos dejando en tierra relaciones resquebrajadas a miles de kilómetros de distancia.

Él conocía esa mezcla de ilusiones, dolor, esperanza y desasosiego que se transmitía entre aquellas gentes. Gracias a ella, era capaz de transportarse a las historias que su familia le había relatado en tantas ocasiones.

Y ella, se preguntaba cómo tal sensación de plenitud podía entremezclarse en su estómago con emociones tan dispares aun cuando no había vivido nada parecido.

Al día siguiente —antes de que el amanecer se diera paso— se dijo que se acercaría para conocerla, sin saber que la chica ya no regresaría.

Como si la que hubiera partido entonces fuera ella.

🪶 Begoña Salinas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Begoña Salinas.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Raiola Networks SL que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Scroll al inicio