CUANDO RECHAZAS LO POSITIVO

A ti que rechazas lo positivo

MENSAJE A LA INVERSA… cuando se rechaza lo «positivo».

A ti que te cuesta aceptar las palabras bonitas que te ofrece la Vida y sin embargo te resulta tan sencillo aceptar lo negativo.

A ti que cuando llegan mensajes «negativos» intentas transformarlos en mejora y aún así, a veces, en lo más profundo te hacen sentir un poquito más pequeño.

A ti que por tantos años te reforzaron todo aquello que hacías mal, aquello que podías mejorar y sin embargo poca o ninguna atención se prestaba a lo que se te daba bien, a lo que naturalmente era tu potencial.

A ti que por tantos años has sentido que todo lo hacías mal, e incluso llegaste a pensar que algo en ti pudiera estar erróneo.

A ti que las palabras amables te hacen desconfiar.

A ti, que hace ya demasiado tiempo que esas palabras amables las vas pasando por alto.

A ti que, alguna que otra vez, se te hace complicado aceptar palabras amables de tus seres más cercanos.

A ti que te da miedo confundir aceptación con creencia.

A ti, a ti te digo que aceptar lo maravilloso que te llega sobre ti es más poderoso que creérselo. Aceptarlo está libre de apego. Así que no tengas miedo. Acepta.

Acepta todo, incluso lo bueno, sí. Acepta lo bueno, lo buenísimo y lo mejor que escuches sobre ti. Sí, también eso que te parece la hostia y a lo que enseguida le quitas importancia.

Y no es que sea importante, es esencial.

A ti que se te hace difícil lidiar con el lado bonito de la vida, te propongo un juego.

Quédate con el mensaje, agradece y libéralo de la persona.

A partir de ahora tómate cada mensaje bonito como una confidencia entre la Vida y tú. Y te invito a no creer lo bonito que te ofrece la Vida.

Te invito a que lo aceptes.

Y te recuerdo. Simplemente te recuerdo porque sé que ya lo sabes, que cuando estás bien contigo mismo (también con aquello que consideras «bueno») no importa lo que la experiencia, las relaciones, las situaciones, el mensaje o el mensajero te traigan, porque te sientes completo tal y como eres.

Te sientes SER. Y en ese caso, no existe necesidad de mensajeros, ni de mensajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Begoña Salinas.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Raiola Networks SL que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Ir arriba